Quienes somos

Laser Life llega a México para cambiar la vida de muchas personas que lograrán liberarse de las adicciones a través de un eficaz y probado tratamiento con Láser Terapia.

Laser Life lo auxiliará en su decisión de abandonar el consumo de sustancias adictivas con un tratamiento innovador y un seguimiento de su evolución, que garantice su recuperación hacia una vida sin dependencia.

El uso del rayo láser clínico se remonta a más de 25 años, sin embargo, hasta ahora el uso de este tipo de láser clínico, enfocado a combatir adicciones, sólo ha sido utilizado por el Dr. Eduardo Sarquis en Argentina, probado por mas de 25 años en más de 40,000 pacientes. México se conviertió desde el año 2007 en el segundo país en utilizarlo.

La aplicación de láser terapia en adicciones es sorprendente y los resultados exitosos crecen día con día. El tratamiento ha logrado resultados extraordinarios en pacientes adictos al alcohol y a la nicotina, además de resultados igualmente exitosos en otras adicciones físicas.

La mayor innovación del tratamiento de adicciones con láser clínico es que el paciente adicto a la nicotina y al alcohol se recupera el mismo día, sin síndrome de abstinencia y sin efectos adversos.

La aplicación consiste en la colocación de un puntal que emite un haz de luz infrarrojo inocuo, que se aplica directamente sobre la piel en puntos neurofocales, para lograr efectos por vía refleja sobre determinados centros en los que se ha instalado la adicción.

Estos centros se encuentran alojados en el cerebro, concretamente en la zona del hipotálamo. De ahí parten los impulsos que llevan al enfermo a consumir compulsivamente las sustancias adictivas, como el alcohol o el tabaco.

El tratamiento láser permite adormecer estos centros, eliminando los impulsos que obligaban al sujeto a fumar, a beber compulsivamente o consumir sustancias adictivas. Al desaparecer esta necesidad, los pacientes pueden iniciar un periodo de abstinencia sin sufrir ninguno de los efectos colaterales que ésta conlleva.

Paralelamente a la aplicación, se produce un estado de relajación muscular, de tranquilidad y de bienestar, que ayudan al paciente en las primeras etapas en las que deja de consumir la droga.